Archivo de la categoría: La Iglesia

El hombre que hacía milagros

Recorremos durante los tiempos del año litúrgico la vida de Jesús. Después de la resurrección es tiempo de Pascua, y todo lo que sucedió anteriormente adquiere su más profundo sentido.  

El hombre que hacía milagros es una película excepcional para grandes y pequeños que relata la vida de Jesús.

En ella se puede ser testigo de el quécómoporqué y en el minuto 122 el para qué de todo el relato.

Precisamente en ese momento empieza nuestra participación más activa en esta historia. La Iglesia, que somos cada uno, tenemos el encargo de continuar su misión a través de nuestras propias vidas.

Resuenan con fuerza en nuestro corazón las palabras de Jesús antes de la Ascensión: “Id por toda la tierra y haced discípulos en todas las naciones, (…) el Espíritu Santo vendrá sobre vosotros (…) y yo siempre estaré a vuestro lado hasta la consumación de los siglos.

Jesús asciende al cielo y así nos abre el camino de unión con Dios que todos estamos llamados a recorrer. Sigue a nuestro lado, pero para verle y permitirle que se manifieste a través nuestro necesitamos tener bien abiertos los ojos de la fe. Por eso necesitamos la acción urgente del Espiritu Santo que acude el día de Pentecostés para edificar esa Iglesia visible de un Jesús aparentemente invisible.

Al Espíritu Santo, que recibimos especialmente en el Sacramento de la Confirmación, y que nos asiste a lo largo de nuestra vida acudimos con esta oración compuesta por San Josemaría:

 

“¡Ven, oh Santo Espíritu!: ilumina mi entendimiento, para conocer tus mandatos: fortalece mi corazón contra las insidias del enemigo: inflama mi voluntad… He oído tu voz, y no quiero endurecerme y resistir, diciendo: después…, mañana. Nunc coepi! ¡Ahora!, no vaya a ser que el mañana me falte.

 

¡Oh, Espíritu de verdad y de sabiduría, Espíritu de entendimiento y de consejo, Espíritu de gozo y de paz!: quiero lo que quieras, quiero porque quieres, quiero como quieras, quiero cuando quieras….”

Sí a la JMJ

 Este buen vídeo muestra cómo se acogió en Cantabria la JMJ. Desde entonces muchos se han ofrecido y se están preparando para recibir a peregrinos del mundo, y para estar en onda ellos mismos para aprovechar al máximo este acontecimiento.

Nada mejor para comprobarlo que la carta de Marina P. de 2º de BAC al periódico, para contarnos sus motivos y animarnos a todos a participar:

Sr. Director: Soy una chica de 17 años. Este año me estoy preparando junto con otros muchos jóvenes de mi ciudad, para las Jornadas Mundiales de la Juventud que se celebrarán en Madrid el próximo agosto de 2011.

Como cristiana, puedo decir que este es un acontecimiento que merece la pena vivir y que ha cambiado los corazones de muchos.

Esto fue lo que el Santo Padre, Benedicto XVI, comunicó en su encuentro con los jóvenes de Brasil (2007): “los años que estáis viviendo son años que preparan vuestro futuro. El mañana depende mucho de como estéis viviendo el hoy de la juventud.”

¿Cuántos jóvenes en todo el mundo están buscando -lejos de Dios pero con grandes ideales- un planteamiento de vida que les lleve a mejorar como personas y les conduzca a encontrar el sentido y la verdad de su vida?

Las Jornadas Mundiales de la Juventud son una gran oportunidad para que todos los jóvenes del mundo conozcan el mensaje de Cristo y vivan, junto con millones de personas, una experiencia que recordarán siempre como una invitación a construir un futuro siendo hombres y mujeres felices, siendo buenos cristianos “arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (San Pablo).

Marina Portal.

¿Te has enterado de lo que está pasando?

Miles de personas se están uniendo para rezar

 MILES DE ROSARIOS EN EL MUNDO

POR LOS SACERDOTES

 ¿contamos los tuyos?

 MAYO 2010

¿Conoces al Papa Benedicto?

Cuando esto te suceda, no podrás dejar de decir

 ¡GRACIAS, SANTO PADRE!

 Día 16 de abril celebró su 83 cumpleaños.

 A día 19 de Abril, le felicitamos por sus 5 años de Pontificado y por sus muchos más años de servicio a la Iglesia.

Si quieres más información o enviar un mensaje de oración y agradecimiento, pincha aquí:

MENSAJES PARA BENEDICTO

Dieron la vida por mi, con tan solo 9 años.

El Padre Steven Kwon L.C. (Canadá) contó para Alfa y Omega 12 marzo 2009 una historia impresionante, que merece la pena leer.

Después de la buena preparación durante la cuaresma, notamos cerca la Semana Santa.  Es el tiempo que la liturgia nos ofrece para descubrir como es el amor de un Dios que da la vida por nosotros. El que MIRA, entiende que el Dios que “da” merece respuesta.

El relato habla por si solo. Quizá la fuerza del ejemplo te lleve a decidir cómo vivir mejor TU Semana Santa. 

  

Crecí en un ambiente sano con amigos católicos que practicaban su fe con gran entusiasmo, porque formaban parte de un grupo carismático. Mi mejor amigo era Jason Hanson. Algo sorprendente ocurrió después de un partido de fútbol. Ganamos el partido y Jason me invitó a comer cerca del colegio. Mientras caminábamos a una tienda Seven-Eleven, Jason me preguntó: «¿Qué vas a hacer cuando seas grande?» Yo le respondí: «Seguramente seré médico y llegaré a ser papá de seis o siete niños». Jason me dijo con una sonrisa: «Pero ¿eres feliz?» «¡Claro que sí, soy feliz!», le dije. Entonces Jason me volvió a preguntar: «Yo me refiero a si eres realmente feliz». -«Bueno, realmente no», respondí. Luego me dijo Jason: «Creo que yo puedo curar tu infelicidad, pero te lo enseñaré después».

 

Cuando llegamos a la tienda Seven-Eleven nos separamos. De repente un joven corrió con una pistola y empezó a amenazar a la chica que estaba en la caja registradora. El joven la amenazó con matarla si no le daba todo el dinero. La chica estaba tan asustada que no lograba atinar los botones adecuados para abrir la caja registradora. El joven de la pistola se empezó a poner nervioso e impaciente, y cuando me vio, apuntó directamente hacia mí. Me quedé helado.
 
Luego vi a mi mejor amigo corriendo hacia él por detrás. Antes de que pudiera hacer algo, vi a Jason saltar en el aire y golpear al joven por detrás. Dado que Jason era bajo de estatura, cayó al suelo, apenas sorprendiendo un poco al pistolero, que se dio la vuelta y le disparó dos balas en el pecho, y salió corriendo.
 
Jason me llamaba: «Steve, Steve, ¿dónde estás?» -«Estoy aquí», le dije, y corrí hacia él. «Todo va a salir bien, te pondrás bien, aguanta un poco», y grité: «¡Llamen a una ambulancia!» Tomé a Jason y me miró con una sonrisa, e, intentando respirar, me dijo: «¿Sabes qué, Steve?», yo dije: «¿Qué?» Respiró profundamente y me dijo: «Lo mejor que se puede hacer en este mundo es dar la propia vida por un amigo». Después, Jason murió en mis brazos, con tan sólo nueve años.

 

Después de esta dura experiencia, sentí con fuerza mi fe y mi vocación al sacerdocio.
 
Sentí a Dios cerca de mí, llamándome a seguir sus huellas.

¡Vale la pena!

Alegría, razas, colores, diferentes maneras de rezar, papa, JMJ, Madrid 2011, ilusión, sueño,   confirmarse, segundo pentecostés, recibireis la fuerza del Espíritu Santo, experimentar su presencia, adorar, confianza en la voluntad de Dios, lo que para mi era imposible ha sido posible, me ha tocado el corazón, pensé en mi confirmación y fue como una segunda confirmación, Dios me llama a convertirme, trasmitir, testigos, ALEGRÍA que se contagia, no somos solo unos pocos, apoyar al papa con la ORACIÓN, papa de respuestas, ADELANTE, te llama, APOSTOLADO, solo por aquella mirada VALIÓ LA PENA.

Bienvenido a casa

Yo soy Iglesia, tú eres Iglesia, Él es Iglesia, nosotros somos la Iglesia …