Archivo de la categoría: La Virgen

Fátima y Juan Pablo II

No se puede recorrer la vida de Juan Pablo II sin encontrarse en ese camino la presencia maternal de la Virgen.

Y uno de sus gestos de madre,

le salvó la vida. 

 

Hace 30 años, el 13 de mayo de 1981 Juan Pablo II -que llevaba poco más de dos años como Pontífice- sufrió un atentado de mano del turco Alí Agca en la Plaza San Pedro.

Esta fecha coincide con el aniversario del día en que la Virgen se apareció a tres niños en Fátima. Durante su convalecencia, el Papa pidió un informe sobre las apariciones de Fátima, lo estudió en detalle y llegó a la conclusión que debía su vida a la amorosa intercesión de la Virgen.

Un año después del atentado, el 13 de mayo de 1982, Juan Pablo II viajó por primera vez a Fátima para “agradecer a la Virgen su intervención para la salvación de mi vida y el restablecimiento de mi salud”.

Un año más tarde, Juan Pablo II donó al santuario de Fátima la bala que le extrajeron, que está engarzada en la aureola de la corona de la imagen mariana que preside el santuario.

Juan Pablo II consagró solemnemente el mundo entero al corazón inmaculado de María, siguiendo una de las recomendaciones dadas por la Virgen a los pastorcitos. Tras un encuentro con la hermana Lucía, la tercera vidente y única sobreviviente de Fátima, Juan Pablo II repitió la consagración dos años más tarde junto a todos los Obispos del mundo.

¿Qué pidió la Virgen en Fátima?

Además de peticiones concretas el mensaje de Fátima contiene un aspecto de exigenca universal: es necesario desagraviar al Señor por todos los pecados cometidos, hacer penitencia, rezar el Rosario, difundir la devoción la Corazón Inmaculado de María, y rezar mucho por el Papa.

Podemos repetir lo que decían los pastorcitos:

“Dios mío, yo creo, yo adoro y yo te amo!, te pido perdón por aquellos que no creen, no adoran, no confían y no te aman!”

“¡Oh santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Yo os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes con que El es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, os pido la conversión de los pecadores.”

Si quieres saber más pincha aquí.

Anuncios

El rostro de la Virgen en distintas partes del mundo

Ayer hablando con Laura le pregunté cómo se vive en su familia en el mes de Mayo, porque se que quieren mucho a la Virgen y estaba segura de que le harían algo especial.

Como ya me suponía, no me decepcionaron ni Laura y ni su familia.

“El mes de Mayo se vive en mi casa como todos los meses. Solamente que antes de la cena, nos encontramos en el cuarto de estar y sacamos el álbum de la Virgen. El famoso álbum es una colección  de distintas advocaciones de la Virgen en todo el mundo. Cada día le toca a uno leer la que más le guste que no se haya leído y después rezamos el rosario. Los más pequeños rezan algún misterio y los mayores lo rezamos entero. Nos encanta leer la historia de cada advocación y siempre añadimos alguna nueva.”

¡Buena forma de celebrar el mes de mayo en familia.!   

En el colegio Erain unos alumnos de secundaria han hecho un trabajo que te va a gustar mucho. Es un reportaje mundial sobre la Virgen, para que la familia de Laura y otros muchos que se unan a esta idea, engorde su álbum. Les damos la enhorabuena.

Puedes verlo en este enlace:

Imágenes de la Santísima Virgen en los 5 continentes.

Santo Súbito

Esto pedimos para Juan Pablo II el día de su muerte, millones de personas en el mundo entero, unidas por la impresión de la huella de una vida santa en cada uno de nuestro corazones.

Impresión que a partir de ahora seguirá aumentando en tantos otros gracias a su beatificación.

El viernes primero de abril de 2005, Juan Pablo II estaba en agonía en su habitación del Vaticano. Le comunicaron que había miles de jóvenes en la plaza de San Pedro y en todo el mundo, acompañándole con su oración en esos momentos. Emocionado, el Santo Padre nos dirigió sus últimas palabras:

“os he buscado tantas veces…

ahora vosotros habéis venido a mí,

y yo os lo agradezco.”

 

Nuestro Papa de la Paz, el Papa de los jóvenes, no se ha ido, ahora nos ayuda más desde el cielo. Ha dado su vida por Cristo, por la Iglesia, por mí. Queremos seguir su ejemplo.

¡Qué sentimientos tan parecidos a los de tu corazón, Jesús! Nos buscas siempre, sin cansarte. De muchas formas diferentes sales a nuestro encuentro, lo das todo por nosotros. Y cuando por fin tienes respuesta tu corazón se enternece, se alegra, siente consuelo, se llena de agradecimiento, quiere necesitar del nuestro.

Queremos ser discípulos tuyos. Como los apóstoles, como Juan Pablo II, como tantos santos que te han querido a lo largo de la Historia. Buscarte, encontrarte y amarte. Pero solos no podemos, necesitamos acercarnos perseverantemente a la oración, beber la gracia de los Sacramentos y cogernos de la mano de la Virgen, especialmente en su mes de mayo

para poder seguir el grito que nos ha dado fuerza tantas veces

¡No tengáis miedo,

abrir de par en par las puertas a Cristo.!

Madre mía, siempre que lo necesitamos estás. Ayúdanos.

¿Te has enterado de lo que está pasando?

Miles de personas se están uniendo para rezar

 MILES DE ROSARIOS EN EL MUNDO

POR LOS SACERDOTES

 ¿contamos los tuyos?

 MAYO 2010

Puntos de encuentro.

Cuando uno descubre que Dios es un ser cercano… deja de tener sentido vivir como si Él no existiera.

Da igual que el amor parta de grandes o de pequeñas experiencias, en todos los casos o se encuentra y se demuestra en lo pequeño, o no es posible que se manifieste en lo grande. Por eso la lucha por coincidir con quienes queremos en un detalle, una mirada, un gesto, un encuentro, nos capacita para el amor en lo importante.

Para mantener y demostrar el amor a Dios necesitas luchar por tener puntos de encuentro o lo que algunos llaman un plan de vida.

María era una mujer tibia que no entendía a Dios y experimenta de repente durante solo unos segundos como Dios la quiere.  Esta experiencia es solo el primer encuentro de una historia que tiene la característica más importante de cualquier amor: ser duradero. Para María los puntos de encuentro principales, que mantienen vivo el primero son la Misa y la Confesión.

PLAN DE VIDA: consiste en establecer los momentos del día para repostar combustible, coger carrerilla, recordar lo importante, detenerse, cargar pilas …. “en definitiva” guiñar un ojo a Dios, entenderle mejor y crecer con su ayuda hacia la santidad. Sin establecer momentos, pasan los días y al amor a Dios le quita el puesto el amor a nosotros mismos en forma de “ir tirando” o de capricho.

Aumenta las posibilidades de éxito de tu plan …

  •       Contando con la ayuda del Espíritu Santo
  •       Fijándote en costumbres cristianas que han hecho grandes santos.
  •       Pidiendo consejo para concretarlo a alguien que tenga más experiencia que tú: un sacerdote, un amigo…