Eucaristía

La imagen del pelícano que se hiere a sí mismo para alimentar a sus crías en tiempos de escasez fue utilizada por los primeros cristianos para representar de forma figurada a Jesucristo y a la Eucaristía. Jesús es ese bondadoso pelícano que nos entrega su carne y su sangre como prenda de salvación.

 Hay un lugar real (no virtual) en el que puedes encontrarte cara a cara con Dios y dónde Él te espera siempre. No se conforma con dejarnos un recuerdo de su paso por la tierra, se queda Él mismo a nuestra disposición y dependiente de nuestros cuidados. En la Misa se hace presente en la Eucaristía y después se queda en el Sagrario. Acompáñale siempre que puedas.

 

“Para amarse hay que rozarse”

 

 Comprende y corresponde a SUS RAZONES para QUEDARSE a través de una explicación espontánea, sencilla y profunda que dio el Papa a niños que hicieron su primera comunión y que nos pueden ayudar mucho a todos. ¡No te lo pierdas!

 

Pincha en “QUÉ ES LA EUCARISTÍA”

  

Los ángeles Gabriel y Rafael quieren hacer un viaje contigo para que conozcas realmente lo que es la Misa. Has estado muchas veces en Misa, pero ¿has vivido la Misa?. Pincha en “tu entrada” y empieza tu viaje.

 

 Tu entrada a la “LA MISA”

  

En la página web de Pipa encontrarás un esquema con actitudes en la Misa que te pueden ayudar mucho a vivirla. Puedes imprimirlo y usarlo de ayuda en tus encuentro con Jesús en Misa.

 

 Pincha aquí. Busca en “oraciones” y después en “para vivir” y “en esquema”.

Anuncios