Archivo de la etiqueta: medios de comunicación

En verano, Dios va donde tu vayas (4)

 

Ayudas para algunas actividades de tiempo libre

Tratar de fomentar las actividades al aire libre y usar de manera educativa los medios audiovisuales que también transmiten valores es una buena manera de educar. 

Enlaces de Cine, lecturas y tiempo libre.

 Infórmate del valor formativo de películas, libros y actividades en las que van a participar tus hijos. No todo lo que está de moda o de estreno es conveniente. Elige tú en que valores quieres formar.

En este blog, en la barra lateral de la derecha hay un apartado de “enlaces descanso” que conecta con páginas muy útiles para consultas sobre cine, tv, recomendaciones de literatura infantil y juvenil, páginas sobre la familia, etc.

Algunos aspectos sobre la Televisión:

  • Tener una sola televisión en casa ayuda a conocer la programación que ven tus hijos y ayuda a que disminuya el individualismo en la familia.
  • Procura que la TV no invada los momentos de familia importantes: comidas, tareas, juegos. Que no sea la televisión la que imponga sus horarios.
  • Usa la televisión para fomentar el dialogo familiar: comenta lo visto. Escucha a sus hijos y observa como reaccionan. Si observas violencia, explica a tus hijos por que no es buena y distingue realidad de ficción.
  • No utilices el televisor para premiar o castigar. Con ello solo lograras sobredimensionarla.
  • Autocontrólate tu mismo en el uso de la televisión, porque los hijos imitan. Busca los mejores programas, ya que los hay.
  • Si consideras que algo haría mal a otra persona, ten por seguro que a ti también te dañará.

 Algunos aspectos sobre los Videojuegos:

  • Antes de comprar infórmate bien.
  • Atiende a la clasificación que viene en la envoltura. Hay películas infantiles cuyo videojuego no es para ese público.
  • Elige videojuegos que fomenten la participación de varios competidores para que puedas jugar con tus hijos. Los juegos on line tienen el inconveniente de que tus hijos jugarán con desconocidos.

No te dejes confundir porque…

No confundas la Iglesia con los defectos de los cristianos, ni con imagenes distorsionadas.

Ya los apóstoles eran limitados… pero la grandeza de la Iglesia nunca fue su perfección.

La Iglesia es un gran tesoro… pero hay que querer descubrirlo.

Busca de verdad, la verdad.

  y cuéntasela a todos…

 

“Lo que escuchais al oído,

propagadlo desde la azotea.”

 

Evangelio según San Mateo 10, 27

  

 

Chirimiri

Recuerdo que cuando era pequeña me escondía bajo la mesa camilla del cuarto de estar para no perderme algunas series de TV que me estaban prohibidas. No entendía por qué mis padres se empeñaban en no permitirnos ver lo que otros veían, solo porque la pantalla quedase marcada con 1 ó 2 rombos desde el inicio de la emisión.

Gracias a Dios y a mis padres la “operación camilla” nunca daba resultado. Y a pesar de mi denuncia a la clara injusticia que suponía esta medida acompañada de un buen enfado, la primera y última escena que se me permitía ver era el techo de mi habitación observado desde la cama a modo “carta de ajuste”.

Y es que mis padres pertenecen a ese sector de educadores arcaicos, aburridos y poco modernos que ponen sus propias reglas porque prefieren elegir a tragar.

Mi ingenuidad + una no pequeña ración de chulería me hacían estar segura de mi madurez para discernir lo que en las series se proponía y de mi inmunidad para no dejarme afectar por ello.

Ahora pienso que la TV es como el chirimiri, calabobos o como quiera llamarse. Una fina y apenas perceptible lluvia (en el mejor de los casos)  que sin embargo al rato de estar expuesto a ella te acaba calando hasta los huesos.

El que traga, se pone libremente delante de la TV sin selección previa. Pero vende a otros su libertad para configurar valores, ideas y emociones con los que quiere empaparse, porque lo que llueve en TV se lo dan elegido.

El que elige, decide libremente cuándo ponerse delante de la TV porque selecciona lo que ve, y escoge los modelos con los que quiere modelarse.

La coherencia se define por la Real Academia como conexión, relación o unión de unas cosas con otras. Produce fuertes cortocircuitos y desconexiones interiores dejarse educar por fuentes contrapuestas y contrarias. Es distinto saber que existen, a dejarse moldear por ellas.

Por eso merece la pena elegir en serio y no en serie. Pensar en el valor de lo elegido. Y tener el coraje de quedarse con lo bueno aunque sea diferente.

No te dejes llevar cada día por el “sobre la marcha”. Pon esfuerzo en informarte. Estos enlaces pueden hacer esta importante tarea más fácil:

TV ON LINE

CINE

DE TODO