Archivo de la etiqueta: sentido común

Es razonable …… comunicarse

Si es razonable creer…

Si Dios es un ser cercano…        más íntimo a mí que yo mismo.

Si nos crea por  amor…para que seamos felices…

 

¿es razonable pensar que quiera comunicarse con nosotros?

No parece lógico pensar que nos vaya a abandonar a nuestro propio destino.

 

El pecado original, y los pecados personales, provocan el oscurecimiento del entendimiento humano, el deterioro de las culturas, confusión y caos moral, una gran dificultad para conocer las verdades básicas necesarias para la felicidad en esta vida y en la otra.  

 

Es lógico que SE REVELE para mostrarnos la verdad sobre nosotros mismos, el camino de la felicidad y cómo es Él.

 

Toma la iniciativa de sacarnos de la oscuridad y la miseria en la que nos hemos metido libremente.

Anuncios

Nunca es demasiado…

 

para Dios…

¡Qué no se te haga tarde!.

Chirimiri

Recuerdo que cuando era pequeña me escondía bajo la mesa camilla del cuarto de estar para no perderme algunas series de TV que me estaban prohibidas. No entendía por qué mis padres se empeñaban en no permitirnos ver lo que otros veían, solo porque la pantalla quedase marcada con 1 ó 2 rombos desde el inicio de la emisión.

Gracias a Dios y a mis padres la “operación camilla” nunca daba resultado. Y a pesar de mi denuncia a la clara injusticia que suponía esta medida acompañada de un buen enfado, la primera y última escena que se me permitía ver era el techo de mi habitación observado desde la cama a modo “carta de ajuste”.

Y es que mis padres pertenecen a ese sector de educadores arcaicos, aburridos y poco modernos que ponen sus propias reglas porque prefieren elegir a tragar.

Mi ingenuidad + una no pequeña ración de chulería me hacían estar segura de mi madurez para discernir lo que en las series se proponía y de mi inmunidad para no dejarme afectar por ello.

Ahora pienso que la TV es como el chirimiri, calabobos o como quiera llamarse. Una fina y apenas perceptible lluvia (en el mejor de los casos)  que sin embargo al rato de estar expuesto a ella te acaba calando hasta los huesos.

El que traga, se pone libremente delante de la TV sin selección previa. Pero vende a otros su libertad para configurar valores, ideas y emociones con los que quiere empaparse, porque lo que llueve en TV se lo dan elegido.

El que elige, decide libremente cuándo ponerse delante de la TV porque selecciona lo que ve, y escoge los modelos con los que quiere modelarse.

La coherencia se define por la Real Academia como conexión, relación o unión de unas cosas con otras. Produce fuertes cortocircuitos y desconexiones interiores dejarse educar por fuentes contrapuestas y contrarias. Es distinto saber que existen, a dejarse moldear por ellas.

Por eso merece la pena elegir en serio y no en serie. Pensar en el valor de lo elegido. Y tener el coraje de quedarse con lo bueno aunque sea diferente.

No te dejes llevar cada día por el “sobre la marcha”. Pon esfuerzo en informarte. Estos enlaces pueden hacer esta importante tarea más fácil:

TV ON LINE

CINE

DE TODO

El Barbero

Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello, y entablo una conversación con la persona que le atendió. De pronto, tocaron el tema de Dios.

– El barbero dijo: Yo no creo que Dios exista, como usted dice.
– Por que dice usted eso? – pregunto el cliente..
– Es muy fácil, al salir a la calle se da cuenta de que Dios no existe.
O…..dígame, acaso si Dios existiera, ¿habría tantos enfermos?
¿Habría niños abandonados?
Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad.

No puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.

El cliente se quedo pensando, y no quiso responder para evitar una discusión.

Al terminar de cortarse el cabello, el cliente salió del negocio y vio a un hombre con la barba y el cabello largo.

Entro de nuevo a la barbería y le dijo al barbero.
– Sabe una cosa? Los barberos no existen.
– ¿Como? Si aquí estoy yo.
– No…! dijo el cliente, no existen, si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre.

barbudo– Los barberos si existen, es que esas personas no vienen hacia mi.
– Exacto…! dijo el cliente.

Ese es el punto. Dios si existe, lo que pasa es que las personas no van hacia él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria. Y el barbero se quedo pensando…