Archivo de la etiqueta: tiempo ordinario

No dejes que se te caiga el mundo encima

Empieza la vida ordinaria, después de una larga e intensa navidad.

A simple vista el cambio puede consistir en mimetizarse de nuevo con tanta gente que cumple una larga lista de actividades como madrugar, ir al cole, perder el bus, olvidar el paraguas, pisar un charco… volver a casa, hacer deberes, de nuevo madrugar….

Pero ordinario no significa de poca importancia, gris, rutinario, pastoso o plano…. Descubrir la amplia gama de colores oculta en lo cotidiano hace crecer la energía e ilusión para afrontar con madurez tus pequeñas batallas de cada día, con la fuerza acumulada de la navidad.

En el año litúrgico, llamamos tiempo ordinario al que no coincide ni con la Pascua y su Cuaresma, ni con la Navidad y su Adviento. Estos últimos son tiempos de emociones fuertes que cargan pilas y el primero es tiempo de  respuestas generosas que ayudan a crecer de forma casi imperceptible.

Jesús, durante sus años de vida oculta creció en edad, sabiduría y gracia delante de Dios y de los hombres, así también nosotros en el Tiempo Ordinario debemos crecer en nuestra vida espiritual, estudio, relaciones humanas, en medio de éxitos y fracasos, sufrimientos y momentos felices. Porque el que no avanza retrocede. No hay punto muerto en la vida interior.

El tiempo ordinario NO ES UN TIEMPO DE DESENGAÑOS NI DE SUPERVIVENCIA, ES UN TIEMPO DE CRECIMIENTO.

Que este tiempo te caiga como jarro de agua fría igual que a nuestro “alien” le alcanzó la bola luminosa, depende de ti y de tu actitud para sacarle partido.